Origen del jardin de la Marquesa de Arucas


Casa de la Marquesa

Todo empezó en torno al palacete de verano de Don Ramón Madam y Uriondo, primer Marqués de Arucas, hacia el año 1.880.

Se iniciaron con él las primeras plantaciones de especies vegetales, propias y foráneas que llegan hasta él por diversas vías, unas traidas de sus viajes o por intercambio con otras familias aristocráticas de entonces.

La Situación de la parcela favoreció la propagación y desarrollo de todo lo que se plantaba allí, ya que al estar en la falda de la Montaña de Arucas, las lluvias arrastraban los sedimentos ricos en materia orgánica hasta la zona.

Tanto es así que ya existían algunas especies vegetales asentadas en el lugar de considerable porte, como un drago de más de 200 años, Ficus Elástica, ete.etc.

Vista Jardines

Quizá fue el motivo que decidiera al Marques a construir la vivienda en este lugar.

Según cuentan, fue un hombre entusiasta por la horticultura y floricultura de moda entonces, labores que han mantenido las sucesivas generaciones.

vista Drago

A él se le debe la colección de araucarias que se encuentran delante y detrás de la vivienda y que superan en altura al Palacete y que se divisan desde lejos, así como ejemplares de jacarandas que manchan de color la fachada neoclásica del edificio, y que hoy podemos disfrutar de las ellas.

A principio del siglo pasado mandaron a construir una cancha de tenis a la sombra del mencionado Drago.

Alrededor de ésta, se plantaron gran cantidad de palmeras que con el tiempo le confirió un aspecto tropical al Jardin al predominar las palmaceas.

Cerca de aquí, mirando hacia la pista de deportes, se encuentra una réplica en piedra de cantería a tamaño natural de una torre medieval símbolo aportado por uno de los fundadores del Cuerpo de la Guardia Civil, al emblema del Cuerpo, el Duque de Ahumada, amigo personal de la familia. Data de principios del siglo XIX. Se encuentra en buen estado, la labor artesanal del labrante de piedra de Arucas.

Vistas General Jardín

A final de noviembre de 1.985, el Jardin se abrió al público con visitas de grupos guiadas por iniciativa un nieto de la Marquesa de Arucas y un promotor turístico. A éste, Don Manuel Crispín García Sánchez le debemos el habernos trasmitido el interés por el proyecto.
Se acondiocionaron los pasillos que había estrechos estilo romántico, para transitar por ellos, que cirdundaban el Palacete y se hizo la primera clasificación y ordenación de plantas que llevó a cabo el botánico Don Vicente Ramos que desgraciadamente no pudo disfrutar de su trabajo.

A principio de los años 90 se inició la ampliación del Jardin hacia parcelas colindantes que hasta entonces se dedicaban al cultivo de la platanera. Aprovechando el suelo vegetal ya preparado se emplezó la plantación de cientos de ejemplares de palmeras, muchas de ellas del propio vivero del Jardin y otras adquiridas fuera. Se delimitaron los paseos y parterres y se inició una segunda clasificación botánica, inventariando las especies.

Entrada y aparcamientos

Ya entonces la extensión del Jardin se incrementó a 5 Hectáreas, en diferentes terrazas con algunas pendientes importantes, aunque su fondo o parte llana albergaba el mayor número de especies.

Actualmente, existen más de 500 especies clasificadas.


Intenciones:

Conservar, mejorar, incorporar nuevas especies y convertinos, a medio plazo, en la mayor reserva vegetativa, contribuyendo a la divulgación y conocimiento de la misma y despertando el interés de todos aquellos que nos vistan, por el mundo vegetal.

Somos una actividad privada con recursos limitados, con gran entusiasmo, condicionados a las actividades lúdicas que realizamos, en las instalaciones con el mayor cuidado posible, pero que son necesarias para nuestros sostenimiento y desarrollo.

Estamos abiertos a cualquier tipo de colaboración, tanto de aficionados como de eruditos. Sabemos que nuestro trabajo apenas acaba de empezar, nos queda mucho por hacer. Cuanto más indagamos en el mundo vegetal, más nos fascina y más pequeños parecemos.

Somos un grupo de empleados de la Marquesa, (cocineros, ayudantes, camareros, jardineros, limpiadores, peones) empeñados en compatibilizar las actividades, aparentemente opuestas, como la Jardinería Botánica y la Gastronomía. Pero ambas producen sensaciones muy agradables para el individuo.

2006 © Copyright Jardin de la Marquesa de Arucas.